9 julio, 2020

Descubre desde cuando está entre nosotros el kétchup

Tal vez estemos hablando de la salsa más utilizada en todo el mundo. Por su habitual uso en las hamburguesas y los chips, pensamos que su origen se encuentra en Estados Unidos, pero realmente es una salsa cuyo lugar de nacimiento fue Oriente.

Según la Real Academia de la Lengua la palabra kétchup viene del chino kôechiap que significa salsa de pescado en escabeche. En casi todo el mundo se conoce con la misma palabra, a excepción de países sudamericanos que lo llaman cátsup.

Su conocimiento data de cuando llegaron los británicos a Oriente. Trajeron a la vuelta la salsa hasta Europa, podemos decir que es primera vez que se conoció más internacionalmente la salsa, hablamos del siglo 17. En China era una salsa picante utilizada como acompañamiento de pescados y carne.

Ya aquí, los ingleses hicieron variantes de la salsa que habían traído de oriente para darle otros toques, pues el sabor inicialmente era bastante salado. Posteriormente, los ingleses viajarían a Estados Unidos con el propósito de su colonización y llevarían esta salsa hecha a base de pescados y hongos.

Tomate, el ingrediente principal

En 1812, James Maese utilizó el tomate como elemento principal de la salsa y la embotelló para poder venderla a las familias americanas. Comenzó a ganar fama como elemento en la cocina y J&F Heinz decidió lanzar al mercado su propia versión. El señor Heinz había comenzado en el negocio de las conservas en tarros de cristal poco antes, una fórmula de conservado que había inventado su madre. 

La salsa de Heinz también cambió desde su descubrimiento, al principio era muy líquida y clara porque se utilizaban tomates poco maduros y muchos aditivos. Pero después Heinz comenzó a utilizar tomates más maduros, azúcar para rebajar la acidez, vinagre y sal. Esta última versión ya es como conocemos la salsa en la actualidad.

Heinz también innovó en el empaquetamiento, ya que en 1990 introdujo el primer bote de plástico reciclable.

No imaginamos ningún restaurante de hamburguesas sin salsa kétchup para poder mojar las ricas patatas fritas y meterla dentro de la hamburguesa también, pero en Juanchi´s además tenemos nuestras salsas de elaboración propia: BBQ, curry, mostaza dulce, alcaparra y relish mayo, cada una combina a la perfección con las diferentes hamburguesas de la carta de auténtico sabor americano.

Receta

Para pasar el rato puedes probar a hacer tu propia salsa de kétchup, los únicos ingredientes que necesitas son:

  • 1kg de tomates maduros
  • 1 cebolla
  • 1 pimiento verde
  • 1 diente de ajo
  • 50g de azúcar moreno preferentemente
  • 70g de vino blanco
  • 3g de sal
  • 3g de pimentón dulce
  • 3 de mostaza en polvo
  • Un poco de pimienta
  • Una pizca de guindilla si quieres un toque picante

Debes tener en cuenta que al no tener conservantes no durara lo mismo que el kétchup que compras en el supermercado, pero es una forma sana de consumir la salsa y divertirte junto con tu pareja o hijos cocinando.